ORACIÓN DEL CONSEJERO DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS.

Estoy aquí Señor para ser instrumento de tu amor y de tu misericordia para que seas Tu quien cures, animes, levantes, renueves los corazones y los llenes de tu paz y de tu amor.  Porque ¿Cómo van a ir a ti, si no te conocen? ¿Cómo van a saber de ti, si Tu no me utilizas; si Tu no te manifiestas? Hoy quiero pedirte que abras mi corazón para que pueda encontrar a mis hermanos, especialmente aquellos que más te necesitan, lléname de ti, de tu amor, de tu paz y de tu misericordia. Tu bien sabes mis limitaciones, mis temores y prejuicios, por eso te pido que me lleves de la mano al servicio de mis hermanos. Dame los silencios, las actitudes, las palabras, Tú sabes lo que cada uno necesita. Que por tu gracia y tu misericordia pueda ser ayuda verdadera para que cada uno se acerque hoy a ti. Enséñame a no juzgar, a respetar su libertad, a ser paciente, a confiar en ti, a nunca desesperar y a estar siempre dispuesto, pero sobre todo permíteme que te vea en cada uno de mis hermanos. Te pido por todas las almas que me has encomendado, sus necesidades y sus familias. Tu eres la Vida, que te conozcan a ti para que se sepan amados, perdonados, acompañados y salvados por ti. Guíame, corrígeme, aliéntame, para que con todos los que me encuentre, vean en mi servicio tu amor y tu misericordia, y al final pueda ver todos los milagros que harás en el corazón, en la vida, en las familias, en los matrimonios, en las almas. Por esos milagros, los que me permitas ver y aquellos que yo no vea, te doy gracias.

Que mi trabajo y mi esfuerzo sea sólo para dar Gloria a Dios. Amén